Baja Complejidad

Relaciones Sexuales Dirigidas

Los tratamientos de baja complejidad también son identificados porque
es tratado en el mismo cuerpo de la madre y/o el padre.

Las Relaciones Sexuales Dirigidas es una técnica que se enfoca en la monitorización realizada por el especialista, vía ecográfica, cuyo fin de la misma sea la búsqueda exacta del momento más fértil del ciclo menstrual, que es el período ovulatorio, para dirigir las relaciones sexuales, y así aumentar las posibilidades de embarazo.

Parejas con problemas de fertilidad más de 6 meses intentando sin resultado.

Parejas jóvenes (idealmente mujeres menores de 35 años).

Pacientes con problemas en los ciclos menstruales.
Mujeres con problemas de ovulación.

Esterilidad sin causa aparente.

Tras una evaluación médica, el médico le indicará si tiene buenas probabilidades de quedar embarazada a través de esta técnica.