Baja Complejidad

Inseminación intrauterina (IIU)

Consiste en la introducción del semen en el útero por medio
de una cánula para colocar un número importante de espermatozoides.

La Inseminación Intrauterina o Inseminación artificial. Esta técnica consiste en la introducción de espermatozoides capacitados sea de un donante, o de su pareja, al interior del útero mediante una cánula en el día más fértil. No resulta ser un proceso complejo; sin embargo

se recomienda cumplir con las indicaciones del médico.

Razones por la cual se realiza una Inseminación

Con pareja

Alteraciones en la calidad del semen

Dificultades en las relaciones sexuales

Anomalías uterinas y cervicales

El moco cervical y los espermatozoides no son compatibles

Con donación de esperma

Mujeres con pareja del mismo sexo
Varones con mala calidad espermática o con azoospermia

Varones portadores o con una enfermedad genética hereditaria

Fases del Tratamiento

1. Consulta con el médico

Donde se evalúa a la pareja y se realizan análisis que permiten elaborar el plan de trabajo personalizado.

2. Estimulación e Inducción Ovárica

Consiste en unas inyecciones de hormonas que debe ponerse la mujer en dosis muy pequeñas para garantizar el éxito. Esto permite que el ciclo de ovulación esté más controlado, e incrementa las posibilidades de que el espermatozoide pueda fecundar el óvulo.

3. Muestra espermática

La pareja o el donante, debe realizar una abstinencia sexual de entre tres y cinco días en promedio antes de la masturbación en la que se extraerá el semen. Una vez extraído, se hace una selección de aquellos espermatozoides que tienen una mayor movilidad y morfología para la futura inseminación.

4. Inseminación Intrauterina (artificial)

Finalmente, se lleva a cabo la inseminación colocando el espermatozoide con una cánula y se introduce la muestra al útero.