Preservación de la fertilidad

Criopreservación de Óvulos

La Congelación de ovocitos (óvulos) o crio-preservación de óvulos es una novedosa técnica que permite preservar tu potencial reproductivo, pausando tu maternidad, y permitiéndote utilizar tus óvulos congelados en nuestro banco cuando tú lo decidas. Para concretar correctamente este procedimiento es necesario cumplir con los siguientes pasos:

Fases del Tratamiento

1. Estimulación

Al inicio de tu ciclo menstrual se te aplican medicamentos (hormonas) para favorecer el crecimiento de un mayor número de folículos (óvulos).

2. Monitorización

Acudirás al centro para revisiones frecuentes cada 2 o 3 días. Tu progreso es monitoreado mediante una ecografía para determinar cuándo los óvulos estarán listos para ser extraídos.

3. Aspiración

Cuando tus óvulos están maduros, son recolectados mediante un procedimiento que toma alrededor de 30 minutos. Primero te aplican una anestesia. El médico retira tus óvulos con una pequeña punción vía vaginal usando el ecógrafo como guía. La recolección usualmente reúne de 5 a 20 óvulos. Una vez realizada la aspiración, debes tomar reposo 2 horas aproximadamente; luego de ello, puedes seguir con tu rutina diaria.

4. Selección

De ellos se seleccionan los ovocitos maduros y de mejor calidad.

5. Congelación

Una vez seleccionados los óvulos, serán congelados por un tiempo indefinido hasta que tú decidas usarlos.

Ten en cuenta que los óvulos de una mujer alcanzan su mejor calidad alrededor de los 20 y 25 años; luego de ello, la calidad de los óvulos comienza a disminuir.