Causas más comunes de Infertilidad Masculina

Causas más comunes de Infertilidad Masculina

La infertilidad es un problema común pero complejo que afecta aproximadamente al 15 por ciento de las parejas que intentan tener hijos.
En más de un 50% de las parejas que tienen dificultades en quedar embarazadas, el problema está al menos en parte relacionado con cuestiones reproductivas del hombre. Es esencial que los hombres se asesoren para determinar las causas tratables y las no tratables de esta enfermedad. La recuperación de espermatozoides mediante una aspiración de epidídimo o una biopsia testicular.
La cirugía de reversión de la vasectomía o recanalización de los conductos. Afortunadamente, con los procedimientos actuales de alta tecnología y los potentes fármacos disponibles, un diagnóstico de infertilidad simplemente puede significar que el camino hacia la paternidad sea un desafío pero no una imposibilidad. En condiciones normales, la fertilidad masculina depende de la producción normal de espermatozoides y del pasaje del mismo a la vagina de su pareja. El proceso comienza con la espermatogénesis, o el desarrollo de los espermatozoides en los testículos. El 40% de los casos de infertilidad se deben a problemas masculinos.

ANEYACULACIÓN

Ausencia de eyaculación y compromete la fertilidad debido a que no existe semen disponible para el transporte de los espermatozoides en su camino al tracto genital femenino. La recuperación de espermatozoides mediante una aspiración de epidídimo o una biopsia testicular es el tratamiento de fertilidad de elección para lograr el embarazo cuando se padece aneyaculación, gracias a que
ofrece altas tasas de éxito.
Debido a que el número de espermatozoides recuperados suele ser relativamente bajo, es necesario combinar esta técnica con la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), en la que basta un espermatozoide de buena calidad para fecundar al óvulo.

ASTENOZOOSPERMIA

Disminución de la movilidad de los espermatozoides que compromete a la fertilidad debido a que impide que éstos se desplacen hasta el óvulo y lo penetren.
La fecundación in vitro + ICSI les ofrece las mayores tasas de éxito a los pacientes con astenozoospermia, gracias a que evita que los espermatozoides deban trasladarse para
fecundar al óvulo.

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La disfunción eréctil se define como la incapacidad reiterada del hombre para obtener o mantener una erección. Aunque todos los hombres experimentan problemas esporádicos para mantener una erección, sólo se habla de disfunción eréctil cuando esto ocurre en el 25 por ciento de los intentos.
La disfunción eréctil afecta a alrededor de 152 millones de hombres en el mundo y puede afectar la fertilidad debido a que, al no haber erección o eyaculación, se dificulta la entrada de los espermatozoides al útero de la mujer.

VASECTOMÍA

La vasectomía es la esterilización quirúrgica del hombre y consiste en cortar, engrapar, o cauterizar los conductos deferentes para imposibilitar el paso de los espermatozoides desde el epidídimo hasta la uretra e impedir por tanto que éstos se encuentren con el óvulo y lo fecunden.

Si te hiciste la vasectomía y ahora te arrepientes de tu decisión, tienes dos opciones:
La recuperación de espermatozoides es un procedimiento mucho menos invasivo que la cirugía de reversión de la vasectomía y, gracias a que se combina con la Fecundación in vitro (FIV) con inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), sus tasas de éxito no se ven afectadas por el conteo espermático del hombre o la edad de la mujer.
Por ello, así como por las grandes ventajas de la recuperación de espermatozoides frente a la reversión de la vasectomía, no es recomendable la cirugía de reversión y se realiza sólo si el paciente está informado sobre sus riesgos y consecuencias.

VARICOCELE

El varicocele es la presencia de venas varicosas o dilatadas en el escroto. Alrededor de 15 por ciento de los hombres padece esta enfermedad. Aunque para algunos no representa un problema, casi 40 por ciento de los hombres infértiles tiene varicocele.
Entre las principales causas, las venas de los testículos (al igual que las de las piernas) tienen válvulas que ayudan a que la sangre fluya hacia el corazón. Si estas válvulas dejan de funcionar, la sangre se estanca en las venas y provoca que éstas se dilaten.
El varicocele suele desarrollarse lentamente y es más común en hombres de entre 15 y 25 años.

Debido a que aumenta la temperatura de los testículos, el varicocele puede afectar la fertilidad en varias formas:

  • Provoca oligozoospermia, es decir, baja concentración de espermatozoides en el eyaculado.
  • Disminuye la movilidad de los espermatozoides (astenozoospermia) e impide que éstos se desplacen hasta el óvulo.
  • Genera cambios en la morfología de los espermatozoides (teratozoospermia).

Leave a Comment