Baja complejidad2019-07-17T16:35:32+00:00

Tratamientos

La inducción de ovulación y la inseminación intrauterina (IIU)
se consideran tratamientos de fertilidad de baja complejidad.

Los tratamientos de baja complejidad también son identificados porque la asistencia de reproducción asistida es tratado en el mismo cuerpo de la madre y/o el padre. Ya que existen distintas características que pueden estar afectando la fertilidad de la pareja.

Es el tratamiento por el cual vamos a provocar la ovulación para aquellas mujeres que se sometan a un tratamiento de reproducción asistida y se realizará en un tiempo determinado que se analiza previamente. La duración del proceso puede variar ya que depende de la duración del ciclo de cada mujer.

Una vez realizado lo anterior se planifica las relaciones sexuales en el período fértil o se practica una inseminación intrauterina, según sea cada caso. Por lo general, cuándo el problema es ovulatorio el objetivo de la inducción de ovulación será obtener el desarrollo de un solo folículo y se indicarán relaciones sexuales dirigidas y cuándo hay otros problemas de fertilidad el objetivo será obtener múltiples folículos y se realizará una inseminación intrauterina.

La inseminación intrauterina (iiu). Es una técnica de reproducción asistida al que recurre un alto porcentaje de parejas infértiles. Pero, a todo esto ¿en qué consiste esta técnica? Pues, básicamente es la introducción del semen en el útero por medio de una cánula para colocar un número importante de espermatozoides y tienen una mejor tasa de embarazo en ciclos estimulados que las relaciones sexuales dirigidas.

Si tienes alguna duda o consulta háznoslo saber, enseguida nos comunicaremos contigo.