/, FIV, Salud Reproductiva/Tengo más de 40 años, ¿Puedo ser mamá?

Tengo más de 40 años, ¿Puedo ser mamá?

Tengo más de 40 años, ¿Puedo ser mamá?

Para muchas mujeres y parejas que llevan tiempo intentando tener un bebé, saben que la edad es uno de los factores más importantes, y aunque el caso de cada paciente puede ser único, la rápida disminución de la reserva ovárica a partir de los 35 años, es una realidad que la mayoría de mujeres debe afrontar.

Existe, además, una tendencia en muchas mujeres con o sin pareja, de postergar su maternidad para darle prioridad a otros proyectos personales como estudios, trabajo, viajes, entre otros, y en el momento que deciden ser madres se dan cuenta, tras varios intentos de conseguir el embarazo deseado, que su fertilidad ha disminuido. Todo esto suponía ser un gran problema para la mujer, sin embargo, hoy con los exitosos avances científicos se ha hecho posible que muchas mujeres vean realidad su meta de ser madre desafiando al reloj biológico.

Primer paso: Conocer tu reserva ovárica

A una mujer que posee una reserva ovárica baja, se le haría muy complicado salir embarazada de manera natural, sin embargo, un tratamiento de fertilidad sería la solución para ese caso. La reserva ovárica disminuye muy rápido  a partir de los 35 años, y con ello, la posibilidad ser salir embarazada hasta a un 70%. Al llegar a los 40 años la probabilidad de conseguir un embarazo es de 40%, y a los 45 años se reduce hasta un 10%. Conocer la reserva ovárica es muy sencillo, solo es necesario un muestra de sangre para el dosaje de la hormona antimülleriana (AMH) y una evaluación ecográfica para el recuento de los folículos antes de los primeros días del ciclo menstrual.

¿Cuál es el mejor tratamiento?

Si bien es cierto, los tratamientos pueden variar de acuerdo al diagnóstico de cada pareja, existen técnicas de reproducción asistida que resultan ser de gran ayuda para estos casos. En Concebir, la Fecundación In Vitro (FIV) en mujeres de más de 40 años es la técnica que mayor tasa de efectividad posee con óvulo propio. Esta técnica se caracteriza por conseguir la fecundación del óvulo con el esperma en el laboratorio, para después ser implantado dentro del útero de la mujer. En base al diagnóstico de cada pareja, el médico tratante decidirá que tratamiento sería el más adecuado.

Ovodonación: Conoce las ventajas

Cuando la reserva ovárica ya es muy reducida y el tratamiento con hormonas no hace posible la formación de más óvulos, la recomendación es utilizar los óvulos de un banco de gametos para hacer posible la fecundación con el esperma del padre. Las ventajas de realizar una Fecundación in Vitro con óvulo donado radica mucho en la calidad. Nuestro banco de gametos cuenta con óvulos de mujeres de 18 a 28 años con buena calidad. Al fecundarse el óvulo con el esperma, el embrión que se forma tiene mayores posibilidades de implantar en el útero y conseguirse el embarazo deseado. De igual modo, todos los donantes pasan por varios exámenes médicos y psicológicos, garantizando que los óvulos estén en la más óptima condición antes de realizarse determinado tratamiento.

Debemos tener en cuenta que la Fecundación in Vitro con óvulo donado posee mayores posibilidades de éxito, en Concebir manejamos las mejores tasas de en reproducción asistida en Perú.

El deseo de tener un bebé sano

Debido a la baja calidad de los óvulos en mujeres que pasan los 40 años, se aumenta la posibilidad de concebir a un bebé con algún tipo de alteración genética como trisomía 21 (Síndrome de Down). Las mujeres que pasan los 40 años están más propensas a trasmitir estas alteraciones a sus bebés, para determinar esto, es necesario realizar pruebas genéticas preimplantacionales (PGT-A); es decir, una biopsia a los embriones para identificar los que se encuentren en mejor calidad. Finalmente, se transfiere uno de ellos al útero de la mujer y así conseguir el embarazo de un bebé sano.

No podemos retroceder el tiempo pero sí detenerlo

Siempre la prevención será la mejor manera de enfrentar un problema. Por ello, para las mujeres menores de 35 años existe una buena alternativa para preservar la fertilidad. La criopreservación consiste en el mantenimiento de los óvulos en nitrógeno líquido a una temperatura -196 °C. De esta manera es posible que los óvulos permanezcan de la misma calidad hasta el momento que la paciente decida usarlos para ser madre.

Recuerda que, si buscas ayuda sobre este tema o mayor información, puedes confiar en Concebir, solicitando una cita o animándote a seguir un tratamiento de reproducción asistida con nosotros.

2019-04-16T17:13:11+00:00Blog, FIV, Salud Reproductiva|

Leave A Comment