Salud reproductiva

¿Cuándo buscar ayuda?

A las parejas que no son capaces de lograr un embarazo después de un año de tener relaciones sexuales sin protección se les aconseja buscar ayuda médica.

Es importante que las mujeres tomen medidas para evitar que más adelante tengan problemas de infertilidad asociados a su edad.
Los óvulos de una mujer alcanzan su mejor momento en la segunda década de su vida. Preservar la fertilidad significa congelar los óvulos en su mejor momento para ser usados en el momento que ella desea (5, 10 ó 20 años después).
Los problemas de infertilidad son un tema de pareja (afecta a las dos personas por igual), por lo que es importante que ambos vayan a la primera consulta y al resto de las citas de tratamientos realizados por Concebir.
La concepción es un proceso complicado que depende de muchos factores como la producción de espermatozoides sanos en el caso del hombre y óvulos sanos en el caso de la mujer.

Uno de los aspectos más importantes de la fertilidad en una pareja es la edad de la mujer. La cantidad y la calidad de los óvulos disminuyen a medida que avanzan los años. Los riesgos de tener un aborto espontáneo, un niño con enfermedades o un niño con síndromes como el Down, aumentan con el paso de los años.

La pérdida o el aumento de peso es una variable que actúa directamente sobre el ciclo menstrual y ovulatorio de las mujeres y, en algunos casos, puede disminuir su fertilidad. En el caso de los hombres, la hiperglicemia (exceso de azúcar en la sangre) aumenta la presencia de radicales libres (moléculas dañinas en el cuerpo), lo que puede ocasionar daños genéticos en los espermatozoides y disminución de la fertilidad masculina.

Es recomendable que las parejas que buscan tener un hijo tengan relaciones sexuales entre 2 a 3 veces por semana a fin de elevar las posibilidades de embarazo en la mujer y abarcar justamente los días en que ella ha ovulado.

El monóxido de carbono y la nicotina del humo de tabaco pueden interferir con el suministro de oxígeno al feto y también afecta la calidad de los espermatozoides.

Es importante que las personas se mantengan en buen estado de salud física y emocional durante los años reproductivos. El estrés es un factor que influye negativamente en los tratamientos de reproducción asistida.

Los efectos adversos del hábito de consumir drogas y alcohol durante el embarazo incluyen retraso en el crecimiento fetal y bajo peso al nacer.

Si tienes alguna duda o consulta háznoslo saber, enseguida nos comunicaremos contigo.