Me hice la ligadura de trompas, ¿puedo ser mamá?

Me hice la ligadura de trompas, ¿puedo ser mamá?

¿Qué es la Ligadura de Trompas?

La ligadura de trompas consiste en impedir mediante un procedimiento quirúrgico el paso de los espermatozoides hacia las trompas de Falopio, evitando de este modo la fecundación del óvulo.

¿Es reversible?

Sí. Existen dos procedimientos para poder lograr un embarazo no natural aún con una ligadura. El primero es la reversión de la ligadura mediante la recanalización de las trompas. El buen pronóstico de esta reversión dependerá de cada paciente en concreto y del estado de la intervención, si bien es cierto que en caso de que en la ligadura se haya extirpado la trompa o una parte importante de ella, la reversión será imposible. El segundo procedimiento es el FIV.

La mejor solución: Fecundación in Vitro (FIV)

La FIV permite lograr el embarazo sin que sea necesario ningún procedimiento quirúrgico, de esta manera ofrece resultados rápidos y evita los riesgos de cirugía y sus inconvenientes, como las molestias del postoperatorio, la internación y cicatrices. Si la paciente luego no quiere tener más hijos, no es necesario ningún método anticonceptivo.

La FIV es una técnica de reproducción asistida que permite conseguir en el laboratorio lo que normalmente sucede en la trompa de la mujer cuando ésta queda embarazada de forma natural. Para ello, se unen los espermatozoides del varón con los óvulos de la mujer para generar un embrión que posteriormente será transferido al útero.

La recolección de la muestra de semen es un proceso sencillo; y para obtener los óvulos se utiliza la llamada estimulación ovárica, que consiste en utilizar las mismas hormonas que en el ciclo menstrual natural permiten la selección de un único óvulo, pero que en este caso, administradas a una dosis determinada (dependiendo de la reserva ovárica de cada paciente), permiten obtener una cantidad variable de óvulos. Estos óvulos, unidos a los espermatozoides, permitirán generar posteriormente los embriones. Tras unos días de crecimiento en cultivo en el laboratorio, y aplicando las técnicas habituales de selección en función de su calidad, finalmente se transferirá el embrión al útero de la paciente. Este tipo de tratamientos tienen una alta tasa de efectividad.

Entonces, si te has realizado una ligadura de trompas en el pasado, y aún deseas ser mamá, no hay de qué preocuparse, ya que tenemos tratamientos que te permitirán cumplir tu sueño. Si deseas más información sobre este tema, acceder a nuestras promociones del mes de FIV o separar tu cita con uno de nuestros especialistas en fertilidad, puedes hacerlo llamando al (01) 221 4214. Estamos a tu disposición.