Hicieron realidad sus Sueños

Las historias de nuestros pacientes nos motivan a seguir brindando alternativas de fertilización….

¿Sueñas con ser mamá? No todo es fácil. Esta podría ser tu historia.

Conoce las historias de pacientes que ya hicieron realidad el sueño de ser padres.

Personalmente, cuando tienes el deseo de ser madre no imaginas que puede llegar a ser tan complicado, no eres consciente de que hay muchas parejas a quienes les cuesta tener un bebé y si eres consciente de ello, nunca piensas que esto podría pasarte a ti.
Mi esposo y yo, como pareja, teníamos un sueño: Ser padres; y el saber que para lograrlo necesitábamos ayuda no fue fácil. Visitamos a muchos profesionales en el Perú, inclusive fuera del país, que nos decían muchas cosas a veces contradictorias, haciendo más grande nuestra ansiedad, pues pasaban los años y no lográbamos un embarazo.
Luego de 6 años, tras una pérdida de dos meses y muchos intentos fallidos, llegó Bruno, nuestro primer hijo, el milagro de Dios y los buenos cuidados de mi Dr. Luis Noriega Hoces ¡Al fin lo logramos!
De hecho queríamos una familia más grande; ya nuestra ansiedad había sido calmada y al cabo de dos años llegó Bianca, la princesa, el regalo perfecto de Dios. Nuestro sueño hecho realidad. Gracias a Dios, a CONCEBIR y a nuestro doctor Luis Noriega Hoces por acompañarnos en este camino largo, duro pero satisfactorio.
Gracias por el profesionalismo y por el compromiso que adquieren con cada uno de sus pacientes, acompañándonos desde siempre y preocupándose por cada detalle que podamos necesitar.  Gracias de todo corazón.

Sentía que ya había perdido mucho tiempo y el último lugar que pisaría sería una Clínica de Fertilidad, por el gran dolor que me causó no conseguir ser mamá y el dinero que fui perdiendo tras esos intentos. Sin darme cuenta, un domingo acudí a una cita gratuita  y fue donde conocí al Dr. Luis Noriega Portella, me escuchó y analizó todos los exámenes que me había hecho en otros centros de fertilidad. La verdad que cuando lo conocí me dio mucha confianza y sobretodo seguridad para decidirme a volver a intentarlo. Ahora tengo dos hermosas niñas que llenan mi corazón de mucho amor, mi vida es para ellas.

Ver más testimonios >>

Si tienes alguna duda o consulta háznoslo saber, enseguida nos comunicaremos contigo.





Cuéntanos tu historia