/, clínica de fertilidad, Cuidados en el embarazo, Infertilidad, Reproducción asistida/El COVID-19 ha suspendido mi tratamiento ¿Qué puedo hacer?

El COVID-19 ha suspendido mi tratamiento ¿Qué puedo hacer?

El Covid-19 ha suspendido mi tratamiento ¿Qué puedo hacer?

Resulta ser bastante común que nos agobie estar viviendo esta delicada situación y que nos brote cierto grado de culpabilidad; no obstante, debemos saber sobrellevar este momento, evitando indudablemente que nuestros niveles de preocupación se mantengan altos.

Nuestro equipo de Soporte Emocional, a través de nuestra psicóloga Gabriela Cases te brindará la escucha activa y el cálido apoyo que tú necesitas, llamándola al 976 559 733. En estos días en los que la situación sanitaria mundial ha trastocado la vida de todos, desde CONCEBIR, conscientes de las especiales circunstancias en que se encuentran nuestros pacientes, queremos brindar consejos sobre cómo poder asumir y afrontar esta pandemia de la mejor manera posible, y especialmente, cómo prepararse para retomar los tratamientos de reproducción asistida en cuanto el Gobierno Peruano disponga de manera progresiva el restablecimiento de las operaciones de las empresas aunadas al sector salud.

Me siento culpable, ¿Es normal?
Es posible que se sientan ansiosos o molestos ante esta circunstancia y que
anden pensando que  “no es justo” o que ha sido realmente una “mala suerte”.
Déjenme comentarles que resulta ser de lo más usual pensar y sentir así. Pero no te dejes llevar por ello. Recuerda que la decisión tomada es la mejor para salvaguardar la salud de todos. Considéralo simplemente como un aplazamiento en tu deseo gestacional, cuyo beneficio se enfoca en procurar el bien de ese futuro niño o niña que está por venir, asegurándote las mejores condiciones posibles para tu embarazo y futuro bebé.

¿Qué puedo hacer hasta empezar de nuevo el tratamiento?
Como lo mencionaba anteriormente, estamos viviendo una situación
inesperada y difícil, pero que no quede duda alguna que es pasajera. Ahora
nos queda paralizar nuestra vida y nuestros proyectos: sin embargo, todo
pasará tarde o temprano. Mientras llega ese deseado momento, les dejamos algunos consejos que son de suma relevancia y utilidad.

  • Todos estamos pasando por momentos difíciles. El mundo se ha parado. No es sólo este proyecto el que se ha visto interrumpido. En tu trabajo, tu familia, tus salidas han ocurrido lo mismo. Entiende la parada en el tratamiento como uno más de los muchos paréntesis que has tenido que hacer en tu vida. Retomarlo solo será cuestión de tiempo.
  • Es posible que vengan a tu cabeza pensamientos cómo “si lo hubiera
  • hecho antes” o “qué va a pasar en el futuro”, “hasta cuándo será esto”, y “si para entonces no tengo dinero, trabajo”. No te angusties ni presiones, es normal pensar todo esto; sin embargo, no te va a ser útil, ni te va a ayudar a relajarte.
  • Vive el presente, el aquí y el ahora.
  • Nadie sabe “hasta cuándo” o “qué hubiera pasado si…”. Acepta que estos pensamientos y emociones son normales, y trata de centrarte en vivir tu día a día lo mejor posible. Busca actividades que te entretengan y ayuden. Planifica y organiza tu día y día, y mantente activa. El futuro llegará y el pasado queda atrás.
  • Aprovecha este tiempo para cuidarte. Come sano, descansa, practica meditación, disfruta de las pequeñas cosas que en otros momentos. Con el ritmo tan acelerado que llevamos, no nos permitimos hacer prácticamente nada. Cuántas veces hemos pensado “si tuviera tiempo haría” ¡Ahora lo tienes, disfrútalo!
  • Seguramente piensas que estás retrasando todo el proceso otra vez, que el tiempo vuelve a ir en tu contra. Déjame decirte que será sólo cuestión de meses y no habrá una gran diferencia en tu respuesta ovárica por retrasar el tratamiento. Utiliza el pensamiento de que esta es una situación netamente temporal.
  • Cuídate y cuida a los tuyos, quedándote en casa y cumpliendo con las medidas sanitarias destacadas: lávate las manos, usa guante y mascarilla.
  • Cuida también tu alimentación: la ansiedad o el estar “sin nada que hacer” contribuyen a aumentar lo que comemos, además de invitarnos ingerir alimentos con demasiada azúcar o grasa. Recuerda que para tu futuro embarazo es importante alimentarte bien. Debes acabar este período sano y fuerte tu proyecto de ser mamá o papá.
  • Sé imaginativa. Ahora que quizás tengas más tiempo, destínalo para cocinar. Busca recetas ricas y saludables que te ayuden en esta tarea.
  • Reconoce todos tus sentimientos y acógelos. ¡Compartirlos con las personas más cercanas a ti, puede ayudarte! Es muy probable que ellos estén pasando por emociones similares. No estás sola en esto.
  • Mantente distraída en la medida de lo posible. Infórmate sobre iniciativas comunitarias o vinculadas al cuidado de otros. Te harán sentir bien.

En el transcurso de los próximos días, iremos sugiriéndote algunas recomendaciones que te ayudarán a cuidarte, a cuidar de los tuyos, y a convertir este tiempo en una oportunidad para aprender y crecer, y prepararte para cuando ese sueño de ser mamá se haga realidad. Recuerda que a pesar de las dificultades, seguiremos manteniéndonos más juntos y motivados que nunca.

Porque los momentos más importantes se viven en familia.

#QuédateEnCasa

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments